Monthly Archives

July 2011

Cajón de sastre, Vida digital

Usaura, conociendo lo primero que ven tus usuarios

Usaura

Usaura es una interesante aplicación web que te permite medir qué ven primero en un sitio web los usuarios para así poder organizar mejor los menús e información varia dentro de éste.

Su funcionamiento es sencillo, subes una imagen (ya sea JPEG o PNG) y estableces una pregunta como “¿Dónde pulsarías para comprar este polo?” ó “¿Qué es lo primero que ves?” y luego te muestra resultados mediante un mapa de calor como puedes ver en la imagen que encabeza el artículo.

Cajón de sastre, Personal, Vida digital

Vendiendo humo

The six g's of social media marketing

Hoy me he ido de rebajas y me he encontrado con una amiga que hacía muchísimo que no veía. No se bien como hemos terminado tras una taza de café poniéndonos al día: ella ha estudiado química y está buscando un centro de investigaciones para poder ir ganando experiencia e intentar acceder a una beca para desarrollar un proyecto que tiene entre manos. Yo le he explicado que estaba trabajando en una empresa de marketing y que estaba metido dentro del mundo del Social Media a lo que me ha respondido sin tapujos: “Ah, eres de esos que vende humo…“.

¿Cómo que venden humo?, le he preguntado yo porque no tenía ni idea sobre qué me estaba hablando. Si, de los que están todo el día de congresos y solamente postean artículos chorra sobre “5 cosas que…”, “10 herramientas que…”, “La guía imprescindible para…”, “15 maneras de…” o “10 trucos esenciales que…”. Vamos, la figura más ruidosa que hay actualmente y que desprestigia a la gente que está dedicándose enteramente al sector y con ganas de poder hacerse un hueco y tener una pequeña reputación dentro del sector no por el ruido que genera, sino por lo bien que lo hace.

Dando una pequeña vuelta por mis feeds sobre el tema he podido darme cuenta de ordenar mis fuentes sobre Social Media en cuatro categorías:

  1. Blogs de relleno, en los que solamente se dedican a postear artículos de “5 herramientas que deberías usar para mejorar tu ROI” o “10 trucos que todo Community Manager debería saber“… aunque la mayoría de post son los mismos pero cambiando el título.
  2. Blogs rellenados, aquellos en los que se publican artículos de todo servicio nuevo que sacan por la red. ¿Maneras de promocionar nuevas startups? Bueno, pero tampoco hay que centrar el blog en eso solamente.
  3. Blogs de infografías, lo triste de estos blogs es que las personas más conocidas son las que tienen este tipo de bitácoras con post dedicados únicamente a recoger las infografías que circulan por la red aunque la mayor parte de ellas están sacadas de Mashable.
  4. Blogs interesantes, son aquellos que publican pocos artículos pero que cada uno de ellos está lleno de sabiduría y con grandes consejos y opiniones interesantes. Son los que menos abundan.
Lo triste es que los blogs de la categoría 1 son los que más ruido hacen porque la mayoría de las veces están detrás personas que viven por y para los eventos sociales, personas que seguramente estén financiadas por su propia empresa para dedicarse a eso y que no les importa que el contenido de su blog sea un refrito de artículos antiguos y que no tengan un transfondo interesante. Les importa la cantidad de visitas y el buzz que generan cada vez que se publica un artículo en su blog tanto por gente que está de acuerdo como gente que piensa que debería de haberse metido tal o cual herramienta y/o servicio.
¿Realmente merece la pena trabajar duro para ello o basta con crear humo a tu alrededor para poder vivir del cuento?
Imagen | kivimiller
Cajón de sastre, Personal

Google Plus, ¿son revolucionarios sus controles de privacidad?

Google PlusDISCLAIMER: Comentario que vea pidiendo invitaciones, comentario que será borrado.

Llevo probando Google Plus desde que salió y sinceramente, me está gustando. Primero que todo, la manera de conseguir invitaciones para Google Plus es muy simple: un contacto ha de compartir por mail una publicación para que te de opción a entrar y “actualizar tu perfil” y de ese modo ya puedes acceder a la nueva capa social de Google.

La característica en la que más se han centrado los medios que han querido publicitar el nuevo Google + eran los nuevos círculos, ese aspecto tan novedoso que se ha inventado Google para poder clasificar a tus contactos y que no tiene ninguna otra red social, mentira.

Por si no lo sabíais, Facebook hace muchísimo que optó por crear lo que se llama Listas de usuarios en las que te permite clasificar a tus contactos y que luego puedes usar para las publicaciones que hagas controlar, a través del candado que hay a la izquierda del botón Publicar, quién puede verlo y quién no.

Lo único que ha hecho Google y que podríamos clasificar de novedoso, que tampoco, es lo que hizo Diaspora desde el principio: obligarte a clasificar a tus contactos en grupos desde el principio y que luego usarás cada vez que quieras publicar algo y así controlar la privacidad de cada publicación, si quieres. ¿Que esto es revolucionario? Bueno, a lo mejor para alguien que no lo usaba en Facebook si. Pero que no os engañen, Plus no tiene nada que no hayan hecho ya otras redes sociales.

Otro de los aspectos que más se ha criticado es la poca privacidad que tienen los perfiles y las publicaciones y comentarios de estos. Aprovechando los controles de privacidad que te ofrecen los círculos de Plus puedes especificar claramente qué círculos e incluso qué personas pueden ver qué publicaciones o qué aspectos de tu perfil. Si estás preocupado por lo que se pueda ver y por lo que no, lo primero que has de hacer es olvidarte de la opción de Público y optar por publicar solamente para Tus Círculos, de esta manera solamente lo verán a las personas que tu sigues personalmente y no todos aquellos que te siguen y que no conoces de nada.

Un consejo extrapolable a todas las redes sociales: antes de empezar a publicar nada, revisa todos y cada uno de los controles de privacidad de tu perfil y encárgate desde el principio de clasificar bien a tus contactos para poder usar bien los controles que te ofrecen.