Anuncio de Samsung en la Super Bowl

El anuncio de Samsung en la Super Bowl fue el último de todo el evento y no por ello escapó de las críticas. La empresa surcoreana ya ha usado el recurso anteriormente de ridiculizar a los Apple Fanboys haciendo cola a la espera de un nuevo producto de la manzana, esta vez no ha sido menos.

Mientras Apple optó por no publicitar ninguno de sus productos durante el descanso de la Super Bowl, su contrincante se gastó 10 millones de dólares en un anuncio gracioso y ameno. Aunque seguramente la mayor parte del dinero se la llevase Bobby Farrelly (productor de películas como Yo, yo mismo e Irene ó Algo pasa con Mary) encargado de dirigir este comercial.

Esta vez el producto anunciado era el nuevo Galaxy Note de 5,3 pulgadas. Un producto que, personalmente, no se si catalogarlo como un tablet pequeño, un teléfono con pantalla gigante o una especie de libreta interactiva para llevarla en el bolsillo aunque si el lema es The next big thing is already here, seguramente ni ellos mismos sepan cómo catalogarlo.

¿Qué te ha parecido el anuncio en cuestión?

Deja un comentario