Apple, Cajón de sastre

En busca de mi ‘One more thing…’

Al fin he podido ver la última Keynote de Apple y, la verdad, me ha dejado frío. El día de la presentación la seguí en directo a través de DescubreApple, donde llevo colaborando unas cuantas semanas como redactor fijo, y no es que me sorprendiese mucho todo lo que iba viendo por los diferentes livestreams; esperaba que al ver la presentación grabada a través del podcast me invadiese el halo consumista que Apple siempre sabe generar, pero no.

iPhone 5

Todavía recuerdo la presentación del primer iPhone, Steve Jobs cambió la forma en la que iban a ser diseñados los próximos smartphones y generó tal expectación que había gente que viajaba a Estados Unidos solo para poder comprarse uno. Por otra parte, dio un fuerte impulso en las compañías telefónicas para que adaptasen sus redes y diesen un servicio que hasta ese momento era exclusivo para empresarios por sus precios prohibitivos.

En la siguiente generación se adoptó el 3G, en la siguiente se mejoró la batería y se podía grabar vídeo, una cámara frontal vino con el iPhone 4, junto con micrófonos para la cancelación de ruido, mejor pantalla e incluso videollamadas. Por último, en el 4S se incorporó una cámara de las mejores que he visto en smartphones que llegó incluso a proclamarse la cámara más popular en Flickr.

Es cierto que el iPhone 5 es bonito aunque esto ya lo podíamos saber unas semanas antes de la presentación ya se había filtrado básicamente todo, con fotos incluidas. Es cierto también que la mayoría de novedades son añadidos que le hacían falta al sistema operativo como Siri en español o una mejora en la aplicación de Mail a la que todavía le queda mucho camino por recorrer para asemejarse a la interfaz de Gmail en Android. Pero me falta algo.

No pido integrar NFC ni que Siri me venga a despertar todos los días con un “Buenos días, hoy hace un día espléndido y tienes X emails en tu bandeja, dos son de tu jefe y te recomiendo que los contestes antes de llegar a la oficina“, solo pido algo que me deje ciertamente sorprendido.

Realmente no sé si esta falta de sorpresa es por culpa de la cantidad de rumores que se llegan a leer durante las semanas antes de la presentación o porque los añadidos no son más que cosas que el sistema operativo necesita y cosas como Passbook sé que van a tardar en usarse en España.

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply