Apple, Cajón de sastre

Por qué al final terminé comprando un Mac mini

Hace unos meses que vengo pensando en actualizar mi ordenador por otro más potente o por lo menos que me permitiese poder trabajar en condiciones. Estuve mirando ordenadores con la idea de renovar mi equipo informático y, dado mi historial maquero, quería seguir confiando en OS X como sistema operativo, he probado Windows 8 y no me termina de encajar.

Queriendo quedarme en el territorio Mac, empecé a debatir entre si comprar un Macbook o un Mac de sobremesa, tras más de 5 años y medio con un portátil, me he dado cuenta que la movilidad se aprecia, pero llevaba desde hace un tiempo con el ordenador enganchado todo el día a un monitor externo de 23″, mucho más cómodo que trabajar con una pantalla 10 pulgadas menor.

Cuando compré el Macbook, en un principio lo que buscaba era movilidad, un ordenador con el que pudiera ir a cualquier parte y saber que dentro estaban todos los archivos, no ir pensando en si esto o aquello lo había pasado al portátil antes de salir de casa. Esta fue una de las razones por las que preferí usar solo un dispositivo como ordenador y no combinar el sobremesa para casa, con el portátil para fuera.

Bien es cierto, que los nuevos Macbook Pro con pantalla retina, tienen un panel con una definición increíble y que dan ganas de tocar la pantalla para ver si es real. Pero si lo que vas a hacer es pasarte todo el día enganchado a un monitor externo, donde poder ver las cosas más grandes y trabajar de forma más cómoda, casi que estaría bien que te replantearas la compra de un sobremesa.

Es por esto último que con mi última adquisición he terminado optando por un Mac mini, un ordenador para muchos infravalorado pues de todos es conocidos que los Mac no son los mejores computadores para jugar. No soy una persona que juegue cara al pc, como mucho echarme unas partidas a Minecraft y poco más.

Otra de las razones por las que comprar un Mac mini, es la posibilidad de usarlo como media center en casa, hasta ahora si quería usar el Macbook a través de XBMC o similares, me tocaba estar conectando y desconectando de la luz el cargador para que no se me terminase la batería a mitad de la película o serie que estuviese viendo en el momento, ahora con un sobremesa, no tengo ese problema.

Minishú lleva ya unas semanas en casa y ya ha recibido su actualización de RAM, algo recomendable hacer fuera de la Apple Store por el alto precio de esta memoria, parece que la fabriquen con diamante. Por ahora no puedo decir más que estoy contento con la compra, bienvenido a casa pequeñajo!

You Might Also Like

1 Comment

  • Reply Alejandro Pérez August 11, 2014 at 10:41 pm

    El otro día me hablaron de los Mac Mini server del 2011, que son i7 y se venden en Amazon a muy buen precio. Igual termina uno por casa.

  • Leave a Reply