Browsing Category

Cajón de sastre

Cajón de sastre, Personal

Según un estudio, retenemos menos información cuando leemos en digital

Últimamente estoy retomando la costumbre de leer blogs personales y esto hace que a mí me entren ganas de seguir con Calla y lee!. Durante este verano he aprovechado para ponerme al día con algunas de las novedades literarias que tenía pendientes así como descubrir esos libros poco conocidos que algunos autores me han ido enviando para que les echase un vistazo, próximamente intentaré dar mi opinión de todos y cada uno de ellos.

Aprovechando el artículo, quería hablaros sobre un estudio que se ha publicado este pasado mes de agosto por la Universidad de Stavanger de Noruega. En él se dice que los lectores que usan formatos digitales como las tabletas o los lectores de eBooks terminan por retener menor información del texto que los que todavía siguen usando el formato de papel.

Para obtener los datos del estudio utilizaron a 50 personas que leyeron un relato de 28 páginas de Elizabeth George. La mitad de ellos lo hizo en papel mientras que la otra mitad utilizó Kindle para su lectura. Tras ésta, se sometieron a todos a un test sobre la historia, con 14 frases que debían ordenar. Con este test se dieron cuenta que los que leyeron en formato papel les costaba menos recordar el orden de los acontecimientos del relato de la escritora.

Soy defensor del formato digital por la comodidad que supone el poder llevarte un pequeño cacharro con miles de libros a cualquier parte, poder leer sin tener en cuenta si el libro tiene 50 o 500 páginas. Lo que sí que he notado es que ahora si usas el transporte público te cuesta saber qué está leyendo la persona que tienes al lado y poder cotillearlo tan pronto lo busques por cualquier librería online en Perú con una gran oferta de libros, la magia de los libros en papel.

Volviendo a las conclusiones del estudio, según la universidad noruega, la culpa de que retengamos menos información cuando leemos en formato digital se debe a nuestra memoria táctil, que complementa los recuerdos y les añade información que no podemos olvidar. “Cuando leer en papel puedes sentir con tus dedos como las páginas se van apilando en el montón de la izquierda y disminuyendo en el de la derecha“, afirmaron los investigadores.

Según ellos, esta es la razón por la que perdemos gran parte de la información en el formato digital, yo soy más partidario de que al ser una pantalla, nuestra mente ya está acostumbrada a practicar la lectura en diagonal y a retener menor cantidad de información por la forma en que leemos. Si te paras a pensar, cualquiera que lea en un Kindle o similar te dirá lo mismo “desde que lo tengo leo más”. No querido, no es que leas más, es que lees más rápido.

Apple, Cajón de sastre

Por qué al final terminé comprando un Mac mini

Hace unos meses que vengo pensando en actualizar mi ordenador por otro más potente o por lo menos que me permitiese poder trabajar en condiciones. Estuve mirando ordenadores con la idea de renovar mi equipo informático y, dado mi historial maquero, quería seguir confiando en OS X como sistema operativo, he probado Windows 8 y no me termina de encajar.

Queriendo quedarme en el territorio Mac, empecé a debatir entre si comprar un Macbook o un Mac de sobremesa, tras más de 5 años y medio con un portátil, me he dado cuenta que la movilidad se aprecia, pero llevaba desde hace un tiempo con el ordenador enganchado todo el día a un monitor externo de 23″, mucho más cómodo que trabajar con una pantalla 10 pulgadas menor.

Cuando compré el Macbook, en un principio lo que buscaba era movilidad, un ordenador con el que pudiera ir a cualquier parte y saber que dentro estaban todos los archivos, no ir pensando en si esto o aquello lo había pasado al portátil antes de salir de casa. Esta fue una de las razones por las que preferí usar solo un dispositivo como ordenador y no combinar el sobremesa para casa, con el portátil para fuera.

Bien es cierto, que los nuevos Macbook Pro con pantalla retina, tienen un panel con una definición increíble y que dan ganas de tocar la pantalla para ver si es real. Pero si lo que vas a hacer es pasarte todo el día enganchado a un monitor externo, donde poder ver las cosas más grandes y trabajar de forma más cómoda, casi que estaría bien que te replantearas la compra de un sobremesa.

Es por esto último que con mi última adquisición he terminado optando por un Mac mini, un ordenador para muchos infravalorado pues de todos es conocidos que los Mac no son los mejores computadores para jugar. No soy una persona que juegue cara al pc, como mucho echarme unas partidas a Minecraft y poco más.

Otra de las razones por las que comprar un Mac mini, es la posibilidad de usarlo como media center en casa, hasta ahora si quería usar el Macbook a través de XBMC o similares, me tocaba estar conectando y desconectando de la luz el cargador para que no se me terminase la batería a mitad de la película o serie que estuviese viendo en el momento, ahora con un sobremesa, no tengo ese problema.

Minishú lleva ya unas semanas en casa y ya ha recibido su actualización de RAM, algo recomendable hacer fuera de la Apple Store por el alto precio de esta memoria, parece que la fabriquen con diamante. Por ahora no puedo decir más que estoy contento con la compra, bienvenido a casa pequeñajo!

Cajón de sastre

La invitación de contacto, una cosa a tener en cuenta

LinkedIN últimamente está teniendo mucha actividad entre la gente de mi entorno. Unos la están usando para crear una marca personal con su nombre y apellidos gracias a la cantidad de grupos temáticos que hay y otros simplemente para tener su perfil laboral reunido en algún sitio.

Tanto si eres de os primeros como si eres de los segundos debes tener en cuenta las invitaciones de contacto, esas “peticiones de amistad” que se envían para agregar a gente a tu red de contactos y que puedas aumentar la posibilidad de que más gente acceda a tu perfil.

Por defecto las invitaciones de contacto son como las de la imagen que encabezan el post. Como ves, una invitación de lo más impersonal de la que puedes ni conocer quién es esa persona ni qué se supone que quiere conseguir con ello. De hecho, no se ni quién era ese José ni se de qué me conocía así que opté por responderle la invitación preguntando de qué nos conocíamos porque en su perfil no había información alguna. No obtuve respuesta.

Si eres tú quien envia estas invitaciones, y quieres quedar bien con la otra persona, no te cuesta nada personalizarla un poco y comentar de qué le conoces (si es de un grupo en común, lo encontraste por la red, te parece interesante su perfil, etc.) y de esta manera puedes por lo menos conseguir un mensaje de vuelta y entablar una pequeña conversación.

Tener contactos en cualquier aspecto de la vida es bueno y aumentar contactos en LinkedIN hacen crecer las posibilidades que tu perfil sea visto tanto por terceras personas como por empresas que puedan estar interesadas en alguien con tu formación. ¿Qué menos que empezar con buen pie en esta plataforma?

Cajón de sastre, Personal

Microsoft, ya no eres la revolucionaria que eras antes

Ayer leí en The Verge sobre que casi el 95 % de los cajeros automáticos del mundo utilizan Windows XP como sistema operativo a través del cual lanzar la interfaz que vemos y qué sucederá una vez Microsoft deje de dar soporte a este SO que, recordemos, se lanzó hace ya más de 12 años y que se supone dejará de dársele soporte oficial en abril de este año; aunque los parches anti-malaware seguirán lanzándose hasta mediados del año que viene.

Hoy además leo que Hewlett Packard vuelve a ofrecer en su catálogo americano Windows 7 como sistema pre-instalado en vez de Windows 8.1, la última versión del sistema operativo para equipos sobremesa de los de Redmond. Por lo visto estamos dando dos pasos hacia atrás en vez de uno hacia delante.

Continue Reading…

Cajón de sastre

Cómo ahorrar dinero para comprar libros nuevos

Durante el año se lanzan más de un centenar de libros, algunos de ellos clasificados como Best-sellers y que vienen de la mano de campañas agresivas de publicidad para intentar captar nuestra atención. Atención que luego puede hacer que se deshinche cual suflé como ya pasó con el último libro de Dan Brown, Inferno, y del que ya os hablé aquí sobre la sensación de déjà vu que me causó la última aventura del individuo con chaqueta de tweed y su reloj de Mickey Mouse.

Muchos de los que leéis Calla y lee! os habéis pasado ya a la edición digital, ya sea por la comodidad que conlleva el portar de un lado a otro un pequeño eReader con multitud de libros en su interior, o por el ahorro que supone a final de año el adquirir libros digitales frente a los libros físicos.

Continue Reading…

Cajón de sastre

Hoy va a ser un gran día

Suena el despertador y pienso que debería quedarme 5 minutos más pero no, necesito seguir haciendo deporte o las lorzas me van a comer hasta hacerme desaparecer dentro de ellas. Salgo a la calle, me calzo las deportivas y mis cascos, la lista de “mueve el culo” hace su efecto y empiezo a dar los primeros pasos, hace frío.

Tras casi una hora dando vueltas llego otra vez a casa, abro la puerta y noto la calidez acumulada de la noche anterior. Enciendo el grifo de la ducha y espero a que el agua deje de salir del glaciar, entro en la ducha y dejo que me abrace cálidamente. Alargo el brazo y agarro el bote de gel de lavanda, el baño huele a ese aroma tan increíblemente reconfortante que me recuerda a un lugar que dejé de visitar hace ya tiempo. Debería volver algún día, pienso.

Mientras me afeito recuerdo que hoy se abre el proceso de selección de otra tienda, a ver si hay suerte y por lo menos llaman para una entrevista. Tras esto aprovecho para tomarme un café con ese aroma intenso que me enciende el cerebro. Me pongo al día mientras reviso el correo y las últimas fotos de Instagram.

Busco mi chaqueta, esa que, aunque me viene dos tallas más grande, es tan cómoda que no cambiaría por nada del mundo. Enciendo el ordenador, introduzco la contraseña y abro Spotify mientras espero a que el explorador cargue todas las pestañas que tenía el día anterior abiertas, todas ellas de portales de empleo.

Reviso los últimos empleos publicados, la mayoría son de comerciales con buenas dotes y talla 38 o unos conocimientos que todavía no me ha dado tiempo a adquirir. De todos modos me apunto, la mayoría de las ofertas se introducen con una plantilla que da igual que sea para un puesto de atención al cliente como para experto en Google Plus, en todas ellas piden un mínimo de 5 o 10 años de experiencia en el sector.

Afuera ha empezado a llover, escucho los coches pasar, camino de sus trabajos y yo aquí, sentado en casa, buscando volver a esa rutina de la que todos quieren salir cuando llega el viernes. No saben qué suerte tienen de poder vivir esa vida.

Suena una canción, escucho los acordes y me dejo llevar por ellos. Pienso que hoy va a ser un gran día.

Cajón de sastre

Young, un videoclip impactante de bajo presupuesto

Navegando por Vimeo me encontrado un stop-motion del nuevo single Young perteneciente a la banda australiana The Paper Kites, una canción de casi 4 minutos en la que se muestran más de 4.000 fotografías de alrededor de 350 personas.

El trabajo se lo han encargado al estudio Oh Yeah Wow quien se ha hecho cargo de fotografiar a todas estas personas haciendo diferentes gestos con la boca y posteriormente separar, sincronizar, eliminar y alinear las más de 4.000 fotografías para que quede un vídeo así de espectacular.

Fruto de 7 días de fotografías y 10 días más de post-producción, el resultado es un vídeo con un presupuesto de los más bajos pero con un increíble impacto visual. El vídeo a continuación:
Continue Reading…

Cajón de sastre

Retratos realistas a lápiz de Olga Larionova

Retrato hiperrealista de una niña

Vivimos en un mundo donde cada vez más el arte digital se está imponiendo a los creadores de antaño, en los que el Ctrl+Z no existía y arruinar un trabajo dependía de un simple trazo. Revisando Pinterest me he topado con los retratos realistas de Olga Larionova, unos trabajos hechos enteramente a lápiz.

Esta artista rusa tiene su perfil en DevianArt donde encontramos multitud de retratos como el que ilustra la entrada e incluso de algunas cantantes como Rihanna, Lana del Rey o Christina Aguilera o actores y actrices como Hugh Laurie, Jake Gyllenhaal, Ian Somerhalder o Eric Dane; donde además tiene una gran cantidad de visitas a su perfil.

Melamory, como se la conoce por DevianArt, siempre se ha considerado una artista y descubrió hace unos 10 años la técnica del hiperrealismo gracias a los trabajos de Arim Mesmann. Estos dibujos son fruto del ensayo y error, según ella no ha pisado una academia de arte puesto que es solo un hobby. Cualquier cosa que capte la atención de Olga, ella se sienta, coge su lápiz y empieza a garabatear.

Cajón de sastre

Dispensador CapsuleKong para Nespresso

Dispensador de cápsulas Nespresso

Como diría El Corte Inglés por estas fechas: “Queremos que te adelantes a todo ¡Ya es Navidad!” y esto es lo que he pensado al ver este dispensador de cápsulas Nespresso con forma de pantalla del Donkey Kong.

Quién no recuerda esas tardes en los recreativos en los que te daban la bienvenida una panda de canis comiendo pipas en la entrada y donde, nada más cruzar el umbral, escuchabas a los gritos de los malos del Sunset Riders al morir, el sonido de las bolas al explotar en el Super Pang o la música inconfundible del Burger Time o Snow Bros. Todo eso me ha venido a la mente al ver este dispensador para la pared.

Recargable por la parte superior, el CapsuleKong puede albergar 50 cápsulas incluyendo las dos del barril para tener tus cápsulas favoritas a mano siempre que las necesites. El tamaño de este dispensador es de 44 x 36 centímetros y de unos 8 milímetros de fondo y viene con el sistema de montaje para pared incluido.

Diseñado por Stephen McGuiness y Gareth Schroder, fundadores en Australia 2012 de Hologramer, y dedicados en exclusiva al diseño de dispensadores de cápsulas Nespresso, envían los pedidos a todo el mundo. Recomiendo que le echéis un vistazo a su web, tiene entre otros un jarrón-dispensador mucho más asequible que el CapsuleKong.

Cajón de sastre, Libros

Inferno, lo “nuevo” de Dan Brown

Hacía tiempo que no me pasaba por el blog y con el lanzamiento de Inferno no quería dejar pasar la oportunidad de dejar mi opinión de esta historia que me ha durado menos que canta un gallo entre las manos.

Como muchos, el primer libro de Dan Brown que llegó a mis manos fue El Código Da Vinci, un libro que sí que he de decir que me gustó el ritmo de la historia, pero cuando lo terminé me dejó un tanto vacío. Decidí darle otra oportunidad con Ángeles y Demonios y terminármelo fue un suplicio: inicio lento, giros inesperados porque sí y un final sacado de la manga.

En el caso de El Símbolo Perdido quise darle otra oportunidad y ya era tal la sensación de déjà vu que opté por dejármelo y dedicarme a leer otra cosa mejor. Y los demás libros (La Conspiración y La Fortaleza Digital) ya los dejé por imposible.

Tras cuatro años sin saber nada de Dan Brown, ayer mismo salió a la venta el nuevo libro, Inferno. Un libro del cual llevan hablando ya bastante tiempo y del que por lo visto la campaña de marketing que hay detrás es de las más grandes que he visto hasta la fecha en este autor. Decidí darle otra oportunidad y ver si los masones, los acertijos y las chaquetas de tweed me volvían a enganchar o, por el contrario, provocaban en mí un malestar que me hiciese dejar de leer.

Continue Reading…